Localización - Contacto - Login

Est�s aqu�: Portada > Cuaresma

Tercera Semana de Cuaresma

Enregistrer au format PDF |Enviar la referencia de este documento por email title= enviar por email

La religión vacía

El relato de la expulsión de los vendedores del Templo no nos narra una paliza de Jesús a los vendedores (personas), sino más bien un gesto profético de Jesús de cara a la religión practicada por los judíos. De hecho, los latigazos no van contra las personas sino contra los animales y las cosas.

Con ello nos quiere decir que no hay que convertir la religión en un mercado, y menos aún aprovecharse de una celebración religiosa para llenar las arcas con la venta de animales que, además, eran significativos para el culto.

Jesús critica una “religión” sin corazón con la que muchas veces queremos comprar a Dios. “Mi casa es casa de oración”. Es la condena de la religión sin fe y sin espiritualidad que se ha dado siempre y se sigue dando frecuentemente.

Jesús nos quiere decir que la religión debe ser una religión de vida y no de… vacío. Por eso mismo, no está condenando el culto y la plegaria, sino que se haya vaciado de contenido y después no tenga incidencia en la vida.

Es un texto que nosotros, los habituales de la religión, hemos de tener presente en nuestras vidas para no caer en la tentación de manejar a Dios con nuestras prácticas vacías. Es un texto antiguo, pero que tiene su actualidad. P. Sindo.

SEMANA LITURGICA : Tercera semana de Cuaresma

Lunes 12 marzo

-  2Re 5,1-15a. Naamán se bañó en el Jordán y su carne quedó limpia.

-  Lc 4,24-30: Lo empujaron fuera del pueblo con intención de despeñarlo.

Reflexión – Oración :

Señor, Jesús, fue en Nazaret donde tú dijiste que eras buena noticia para todos los hombres. No te creyeron, Señor, y se lanzaron sobre ti; tú te alejaste, y no te despeñaron porque no había llegado tu hora; y tú te alejaste, Señor, para acercarte más a todos nosotros.

Martes 13 marzo

-  Dan 3,25. 34-43: Azarías oró al Señor: no nos desampares para siempre.

-  Mt 18,21-35: ¿No debías tú también tener compasión de tu compañero, como yo tuve compasión de ti?

Reflexión – Oración :

Señor, Tú eres el amigo verdadero, el que siempre está dispuesto a que nos reconciliemos contigo. Cuando todo se cierra, tú abres tus puertas, cuando se te habla en lenguaje de amor. Creemos en tu amistad, creemos en tu perdón, pues sabemos de verdad que tú eres siempre amor.

Miércoles 14 marzo : Santa Matilde

-  Dt 4,1.5-9: Guardad y cumplid los mandatos y decretos del Señor.

-  Mt 5, 17-19: No he venido a abolir la ley o los profetas, sino a dar plenitud.

Reflexión – Oración :

Gustad todos y ved que el Señor es bueno y se acerca a todos. Gustad su ternura, su amor inmenso, sus palabras de vida. Gustad todos y ved que derrama esperanza donde existe oscuridad, sembrando alegría donde se cultiva tristeza.

Jueves 15 marzo

-  Jer 7,23-28: Yo seré vuestro Dios y vosotros seréis mi pueblo.

-  Lc 11, 14-23: Si yo echo los demonios con el dedo de Dios, entonces es que el reino de Dios ha llegado a vosotros.

Reflexión – Oración :

Señor, Tú llenas nuestro corazón y haces de nosotros un pueblo vivo en la alegría, testigos de tu amor eterno. Ayuda y protege a los pobres, libera a todos los que se sienten explotados y oprimidos. Encamina nuestros corazones hacia la vida verdadera, hacia el amor sencillo.

Viernes 16 marzo (Abstinencia).

-  Os 14,2-10: Yo curaré sus extravíos y los amaré.

-  Mc 12,28b-34: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma… y al prójimo como a ti mismo.

Reflexión – Oración :

Padre, acudimos a ti bajo el peso de nuestros pecados. Queremos amar a todos aquellos que se cruzan en nuestro camino, para vencer la tentación del egoísmo y secundar tus inspiraciones. Danos entrañas de misericordia para amar al pobre y al indigente, al que vive en la soledad, al encarcelado sin esperanza, al que no tiene casa ni hogar.

Sábado 17 marzo

-  Os 6,1-6: Quiero misericordia y no sacrificios, conocimiento de Dios más que holocaustos.

-  Lc 18,9-14: Dos hombres subieron al templo a orar. El publicano bajó justificado, pero el fariseo no.

Reflexión – Oración :

Sé, Señor, que no soy bueno, que muchas veces me alejo de ti. Me pesa la multitud de veces que recorro caminos fáciles y no elijo la senda estrecha. Por eso te grito en mi noche, para sentir tu protección y ayuda. Confío en ti, Señor, a pesar de mis fracasos, Sé que tú estás cerca, y no me abandonas jamás.


Agenda
« septiembre de 2017 »
L M M J V S D
28 29 30 31 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 1
Pr�ximamente...