Localización - Contacto - Login

Evangelio 9 de Diciembre

Enregistrer au format PDF |Enviar la referencia de este documento por email title= enviar por email

BMP - 147.2 KB

Lectura del santo evangelio según san Lucas (5,17-26):

Un día estaba Jesús enseñando, y estaban sentados unos fariseos y maestros de la ley, venidos de todas las aldeas de Galilea, Judea y Jerusalén. Y el poder del Señor lo impulsaba a curar. Llegaron unos hombres que traían en una camilla a un paralítico y trataban de introducirlo para colocarlo delante de él. No encontrando por donde introducirlo, a causa del gentío, subieron a la azotea y, separando las losetas, lo descolgaron con la camilla hasta el centro, delante de Jesús. Él, viendo la fe que tenían, dijo: «Hombre, tus pecados están perdonados.» Los escribas y los fariseos se pusieron a pensar: «¿Quién es éste que dice blasfemias? ¿Quién puede perdonar pecados más que Dios?» Pero Jesús, leyendo sus pensamientos, les replicó: «¿Qué pensáis en vuestro interior? ¿Qué es más fácil: decir "tus pecados quedan perdonados", o decir "levántate y anda"? Pues, para que veáis que el Hijo del hombre tiene poder en la tierra para perdonar pecados... –dijo al paralítico–: A ti te lo digo, ponte en pie, toma tu camilla y vete a tu casa.» Él, levantándose al punto, a la vista de ellos, tomó la camilla donde estaba tendido y se marchó a su casa dando gloria a Dios. Todos quedaron asombrados, y daban gloria a Dios, diciendo llenos de temor: «Hoy hemos visto cosas admirables.»

Comentario

Sin duda ninguna que el escándalo fue un fenómeno corriente en la vida de Jesús. Muchos se escandalizaban porque comía con pecadores o curaba en sábado. El escándalo del Evangelio de hoy se produce cuando dice al paralítico “tus pecados te son perdonados”. Estas palabras suenan a blasfemia, ¿quién puede perdonar pecados fuera de Dios? Sin embargo la primera preocupación de Jesús es quitar el pecado del mundo. Juan el Bautista señalará “He aquí el Cordero que quita el pecado del mundo”. En el paralítico antes del milagro hay un pecador y un enfermo; después del milagro hay un hombre justificado y sano. También nosotros cada vez que nos acercamos a Él en el sacramento de la reconciliación quedamos sanados y justificados. El poder sobrenatural de Jesús se hace presente cada vez que nos reconciliamos con Dios y quedamos transformados como lo hizo con el paralítico. Hoy podíamos tener un recuerdo por aquellas personas que a lo largo de la vida nos han ayudado con su palabra, apoyo y consejo, y nos han acercado a Jesús. A.C.P.


Agenda
« diciembre de 2017 »
L M M J V S D
27 28 29 30 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Pr�ximamente...

  • III DOMINGO DE ADVIENTO(17 de diciembre)