Localización - Contacto - Login

Evangelio 21 de Diciembre

Enregistrer au format PDF |Enviar la referencia de este documento por email title= enviar por email

BMP - 76 KB

Lectura del santo evangelio según san Lucas (1,39-45):

Unos días después, María se puso en camino y fue aprisa a la montaña, a un pueblo de Judá; entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. En cuanto Isabel oyó el saludo de María, saltó la criatura en su vientre. Se llenó Isabel del Espíritu Santo y dijo a voz en grito: «¡Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu vientre! ¿Quién soy yo para que me visite la madre de mi Señor? En cuanto tu saludo llegó a mis oídos, la criatura saltó de alegría en mi vientre. Dichosa tú, que has creído, porque lo que te ha dicho el Señor se cumplirá.»

Comentario

María se pone en camino a visitar a su prima Isabel. Las dos madres, una del mayor de los nacidos de mujer; y la otra nada menos que la Madre de Dios. Imaginemos a las dos mujeres llenas de gozo por la maternidad, a la vez que congratulación y fe. Ambas dichosas al concebir en la vejez Isabel, y dichosa por todas las generaciones y feliz la que creyó. Un encuentro lleno de gozo en donde Isabel dijo a voz en grito: “¡Bendita tú entre las mujeres”; y María proclama la grandeza del Señor. María lleva ayuda y esperanza, y sobre todo, el Hijo de Dios en sus entrañas. No lleva a Dios para tenerlo para sí, sino siempre disponible a los demás; recibir a Dios para entregarlo a los demás. María e Isabel han experimentado la presencia de Dios en sus vidas; juntas han admirado el poder de Dios que es capaz de hacer cosas maravillosas. Que nuestra actitud sea como la de María: transmitir alegría, servicio y atención a los demás. A. C. P.


Agenda
« diciembre de 2017 »
L M M J V S D
27 28 29 30 1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30 31
Pr�ximamente...

  • III DOMINGO DE ADVIENTO(17 de diciembre)